Pérgolas

Pérgolas

De cara a la llegada del calor, muchos clientes nos piden estructuras de sombra y de refugio dentro del jardín. Aquí os contamos todas las disposiciones, materiales y claves para disfrutar de estos elementos en vuestros espacios exteriores.

El material de cubrición puede ser de uralita, fibrocemento, la clásica teja cerámica… pero también puede ser un material menos denso el cañizo, el brezo, o plantas trepadoras.

La estructura portante varía desde la madera a la piedra, el metal o el hormigón para pérgolas de mayores dimensiones. Hay que tener en cuenta que la madera necesitará de un tratamiento impermeabilizante y un mantenimiento al menos una vez al año.

Hay gente que opta por dejar la pisada del mismo material que el resto del jardín, de césped por ejemplo, añadiendo un carácter más natural al espacio. Si cambiamos el pavimento, el conjunto quedará más enmarcado y destacará su presencia.

Estos elementos pueden estar integrados en el jardín de forma exenta, funcionando como una isla de sombra, un refugio donde comer o relajarse. También pueden ir adosados a una de las fachadas de la vivienda, simplificando así su estructura y haciendo el espacio más accesible. Además, también pueden ser estructuras longitudinales, que cubran un camino o conecten diferentes zonas.

Si estás pensando en proporcionar de un espacio de sombra a tu jardín, contacta con nuestra división de paisajismo y te asesoraremos de forma personal y sin compromiso. Escribe a paisajismo@izal.es y pregúntanos.

Recent Posts